27/5/12

Lineas para pescar Pejerrey

 
 Nota de amigos
Lineas para Pejerrey

Pescar pejerrey con línea de flote resulta ser muy atractivo para el pescador deportivo; ya que el desplazamiento que realiza de la boya durante la toma de carnada es único y muy elegante

En todos los casos trataremos de usar el numero de anzuelo mas grande que podamos, así evitaremos juveniles tragados y podremos devolver la mayor cantidad de piezas al ámbito sin lastimarlas, para que futuras generaciones puedan disfrutar de esta hermosa pesca que moviliza a la mayoría de los pescadores deportivos.
Tratar de utilizar cañas de 4 metros hasta 4,5 metros, una medida ideal sería 4,20 metros.
El largo de la línea no debe superar el largo de la caña, si esto ocurriera nos molestaría para pescar adecuadamente. Podemos hacer una excepción en las líneas para pescar embarcado en el Río de la Plata.
El diámetro del nylon a utilizar dependerá del ámbito en donde pesquemos, tomando como extremos Chasico en donde abundan los pejerreyes de buen porte y la línea se va resintiendo a lo largo del día y nos podremos encontrar con sorpresas al clavar un doblete y que la línea estalle, por ese motivo tratatemos de armar esas líneas con nylon de .50 mm aproximadamente y brazoladas de .40 mm. En cambio para pescar desde muelles del Río de la plata en donde la mayoría de las capturas son de escaso tamaño usaremos entre un .30 y .35 para la madre y un .25 .30 para las brazoladas.
Para calcular el largo total de la línea debemos multiplicar la distancia entre boyas por la cantidad de boyas menos 1, al resultado le agregaremos la distancia al pilotín, el largo de las boyas por la cantidad de boyas, y en caso de armarla con puntero la distancia entre la última boya y el puntero.
Para nuestra forma de pensar las líneas son algo muy particular para cada pescador deportivo, ya que al armar las líneas cada pescador deportivo le puede agregar algo extra que la diferenciara del resto. Por ese motivo explicaremos las bases para armado de líneas clásicas.

Pasemos a los distintos tipos de líneas:

Las líneas de flote pueden ser de una boya (paternoster), dos boyas, tres boyas, 4 boyas y 5 boyas. Recordemos que por reglamento esta prohibido pescar con mas de tres anzuelos en las lagunas, por ese motivo no utilizaremos mas de tres boyas para armar las líneas para las lagunas, pero para la pesca en los ríos desde la costa por lo general se utilizan líneas de 4 o 5 boyas.

Paternoster

Estas líneas las podremos utilizar cuando el pejerrey se encuentra a mas de 1 metro de profundidad, también se utilizan para localizar la profundidad que se esta moviendo el pejerrey.

Para su armado utilizaremos una boya paternoster, rotores o esmerillones, hilo para hacer nudos corredizos, perlitas, anzuelos, mosquetón con esmerillón, plomitos pasantes de bajo peso y pilotín.

Dos boyas

Las líneas de dos boyas las utilizamos cuando el pejerrey se encuentra entre 1 y 2,2 metros de profundidad.

Para su armado necesitaremos dos boyas, puntero (opcional), anzuelos, perlitas, hilo para hacer nudos corredizos, lastres pequeños, micro-esmerillones (opcional) y mosquetón.

Con dos boyas yo-yo:
Comenzar la línea con un lazo nos ayudara a restar centímetros del largo total de la línea, el mosquetón o mosquetón con emerillón nos ayudara para colocar un puntero en caso de que el pique se produzca lejos del bote y haya que lanzar unos metros más. A las brazolas le podemos agregar un pequeño lastre dependiendo del tamaño de la boya, o un pequeño esmerillón a 20 cm del anzuelo. El largo de la brazolada dependerá de la profundidad en donde se encuentra el pejerrey. Los nudos corredizos los podemos reemplazar por nudos fijos, pero nos difilcutará el armado de la línea.

Con boya yo-yo y pasante:
En este caso se utilizará la boya pasante como un pequeño puntero y le podremos agregar un lastre entre el esmerillón y la boya pasante, dependiendo del tamaño de la boya. El nudo corredizo de la boya pasante se utilizará para regular la profundidad de la brazolada. Tener en cuenta que la boya pasante corra bien por el nylon de la línea, en caso contrario se trabara y no quedará la profundidad deseada.

Tres boyas

Son las clásicas líneas para lagunas o pescar embarcado en el río, las podemos armar con o sin puntero.

Los elementos necesarios para armar la línea son un juego de tres boyas, puntero(opcional), mosquetón con esmerilón, hilo para hacer nudos corredizos, rotores, pilotín, perlitas y anzuelos.

Cuatro boyas y cinco boyas

Se utilizan para pescar desde la costa de los ríos por ejemplo Paraná Guazú, Río de la Plata.

Utilizaremos los siguientes elementos para armarlas: boyas yo-yo, pilotín, mosquetón con esmerillón, hilo para hacer nudos corredizos, perlitas, lastres pequeños (opcional) y anzuelos.

Que tener en cuenta antes de elegir un equipo de pejerrey

Primero las cañas
1°) ¿De que material compro mi caña?
Los materiales más comunes en la construcción de cañas de pesca de pejerrey son: La fibra de vidrio, el grafito (combinado con otros compuestos, si no estallaría), los hoy de moda "módulos" de grafito (IM6, IM8, etc.) y el grafito combinado con keblar. Para empezar, la fibra de vidrio es el material más económico y duradero, hoy desplazado por una fuerte tendencia, no se si a mejorar los productos o a crear una necesidad de compra entre los pescadores. Quienes tienen más de 50 años como yo, seguro empezaron a pescar con cañas de tacuara, coihue o bambú, y vieron con buenos ojos (o no) el sorprendente cambio en la construcción de cañas de pesca deportiva que significó el "fiberglass". Era para los más ancianos una renovación poco resistida, cosa rara, salvo casos muy puntuales como los 7 metros para el lengue. Quienes la probaban no la dejaban. Fue como una revolución industrial. Imagínense: Del coihue a la fibra de vidrio. Era bajarse del Falcon y subirse a un Lamborghini. Pero en el caso de la fibra de vidrio con el grafito el avance, si bien existe y es palpable, tiene otras dimensiones. Hoy los altos costos (justificados o no) de investigación y desarrollo han llevado los precios a las nubes (ayudados por las pretensiones de ganancias que algunos pretenden), tornándose las novedades de mercado para muchos pescadores casi inalcanzables. Por eso mi amigo, si Usted ya tiene una caña y está conforme con ella, quédesela. Ahora, si yo tuviera que sugerirle que gaste en un equipo para pejerrey, hágalo en la caña. Ahí es donde pondría la plata, pero bajo mis términos y no los de las publicidades. Pero piense que esto es básicamente como el fusil para el cazador, o el auto para el chofer. Debe sentirla.

Conclusiones
Las de fibra de vidrio son más fuertes pero más pesadas.
Para estar pescando todo el día tal vez el grafito sea la solución.
Hay combinadas por tramos, por ejemplo la puntera y el ante último tramo son de grafito y el resto de fibra.
Las de grafito con Keblar son más livianas aún, pero mucho más costosas.
Evite las cañas que se "caen de punta". Cansan los brazos por la gran palanca que ejercen.
Es importante no confundir peso con potencia.
Equilibre caña y reel. Si no nada le resultará agradable o práctico.
Y no crea todo lo que le digan las grandes marcas. No se olvide que en China las líneas de producción son parejas para casi todos, salvo honrosas excepciones, y considere que un mismo industrial puede llegar a venderle la misma caña con diferente cosmética a precios distintos alegando productos diferentes. O sea, no solo no crea lo que le digan sino lo que le muestren tampoco. Investigue, también es parte de la pesca.
La acción de la caña hará que podamos clavar con mayor o menor facilidad al pez que muerde el cebo.
Una acción rápida hará que clavemos al segundo, mientras que una caña lenta tardará en "llegar".

2°) ¿De que largo me conviene la caña?
Acá arrancamos con los problemas. El largo dependerá no solo de la modalidad de pesca que practiquemos, sino también del tipo de línea que arrojemos al agua: Cuanto más largo el aparejo más larga la caña para manejarla con mayor comodidad. Yo personalmente, les aconsejo una de hasta 3 metros de largo, si van a pescar con líneas cortas o artefactos como el balancín o el paternoster corto de profundidad con boya corrediza. Y les aconsejo otra de 3.40 si van a pescar de embarcado a una laguna que no exija líneas largas (como Mar Chiquita, donde se pesca con paternoster corto con boya zanahoria). Y una de 3.60 para compensar unos pocos centímetros de largo de línea entre la de 3.40 y 3.90. Y una de 4 metros para lanzar plomos de hasta 90 gramos si van a pescar alguna laguna de orilla. Y una de 4.20 metros si vamos a pescar a la Salada Grande con líneas de boyas separadas o a La Brava con línea "chiripa" larga o a las escolleras de Mar del Plata. Distinto el caso de los muelles. Acá con 3.60 anda bien, si es de aguas pasantes (Miramar). Y con esta terminaría si no existiera la pesca de escollera con lengue (para el que le gusta) donde la caña ideal es la de 7 metros. En fin, un drama interminable si le sumamos la pesca en arroyos, canales y ríos. Y en estos últimos dependerá del tamaño de su cauce y de su caudal, ya que no es lo mismo el Río de La Plata que el Salado a la altura de la Ruta 29. Los cálculos son exagerados, pero las necesidades son muchas y cada una tiene solución. Personalmente tengo una caña de fibra de vidrio de 4.20 metros algo pesada que me sirve para la pesca de costa, embarcado con líneas largas y escollera y una de 3.60 metros que me sirve para pescar de muelle y de embarcado para ámbitos que no exijan aparejos largos. Y nada más.

¿Qué es lo que debo mirar en una caña de pejerrey?
Primero que nada tomar en cuenta para que pesca la quiero considerando siempre que los promedios son lo mejor, si tenemos que limitarnos a un solo equipo, ya sea por falta de dinero o de espacio. Así es que promediando los 3.80 estamos bastante cerca de los 3.60 para embarcados con aparejos cortos y los 4.20 para los largos. Diferente si queremos pescar de costa ya que necesitaremos potencias para mayores pesos de plomo, restando sutileza al equipo de embarcado.
Después de una vez elegido el largo, miremos el porta reel. ¿Los más pesados son los mejores? No siempre. Trate de elegir los de cremallera si le es indispensable, si no use las viejas y queridas gomas para atar el reel. No le agregan peso y le van a dar un grip con una excelente sensibilidad.
El mango es importante y por supuesto dependerá de la calidad de la caña. Hay de goma dura, soga y madera (entre los viejos, pesados e incómodos) y de corcho y goma blanda antideslizante entre los más cómodos y livianos. Por supuesto elija estos últimos que harán la pesca más placentera.
Y nos quedan los pasahilos y los punteros. Pueden ser de alambre de bronce cromado, de pésima calidad, que se gastan y mellan el nylon, de porcelana que cuidan el nylon con la falta de porosidad, pero son pesados en la caña y muy frágiles a las roturas, también de cromo-vanadium, cromo-cobalto y carburo-tungsteno. Hoy el óxido de aluminio es la revolución como lo fue el fiberglass. Hay de todos los tamaños y diseños, lo que permite una extensa variedad de armados en los diferentes tipos de cañas. Lo que hacen los pasahilos es, en definitiva, alargar la vida del nailon, que cuando usamos monofilamentos de última generación nos damos cuenta de lo que duran, por los altos costos de los mismos. Otro tema de los pasahilos es la cantidad que trae la caña armada, que harán que trabaje de manera armónica y progresiva o a los tirones. Lo ideal en 4.20 metros es de 7 a 11 colocados estratégicamente, comenzando el primero a la distancia indicada de acuerdo al diámetro del tambor del reel.

El reel

Este tema es mucho más simple y, hasta le diría, más económico. Hay dos grandes grupos, pero el más apto para esta pesca que muchas veces dependerá de la rapidez de reacción es el frontal. Hoy hay medios que publicitan nuevas técnicas con reels rotativos del tipo bait cast pero no se olviden los memoriosos de la década del 50´ que usábamos reels laguneros rotativos con devanador para pescar pejerreyes en las lagunas bonaerenses. Insisto: No crea todo lo que escriben (incluyéndome). Infórmese.
La capacidad de un reel dependerá del tipo de caña que usemos y del tipo de pesca que hagamos. En lo que respecta a la caña éste deberá equilibrarse a la perfección con el reel, y en lo que respecto al tipo de pesca (que también variará el tipo de caña), los elegiremos de acuerdo a su capacidad. Para una pesca cercana, de embarcado o de costa, un reel tipo micro para 80 metros de nailon del 0.20 será más que suficiente. Para una pesca de escollera un reel con capacidad para 120 metros de nailon del 0.28 ó 0.30 será suficiente. Para pescas lejanas al garete, un reel con capacidad para 150 metros de nailon del 0.30 será lo indicado. No olvidemos cambiar de caña si cambiamos de reel. O sea: Equilibremos el equipo. Es impensable armar una caña de 3.60 para pescar en Mar Chiquita con un reel Escualo 6000 viejo con 200 metros de nailon del 0.50, o una caña de 4.20 con un Tiny 20 para 80 metros del 0.20. El equilibrio lo es todo y éste lo vamos a sentir en la mano y en el brazo.
Además de todo esto la velocidad de cierre y de recupero es muy importante. La clavada, en la modalidad de pesca a pick up abierto, dependerá de la velocidad de cierre del mismo y de la regulación de freno. Es importante que el pick up cierre con un leve impulso de la mano y no accionando la palanca. A la larga se va a romper.
El freno en los reels frontales para pejerreyes no es tan importante como en otras pescas, debido a que es raro prender un animal que sobrepase la resistencia del equipo, salvo que estemos pescando con varas de spinning y microreels y clavemos el de la foto. De cualquier manera un buen freno es importante y siempre nos da confianza.
¿Potencia o velocidad? De más está decir que el peso de los pejerreyes nos liberan de tener que pensar. La velocidad en el reel privará sobre la potencia en todos los casos, sobre todo cuando pesquemos con el pick up abierto y lejos. Cerrar el pick up del mismo brazo en forma suave es importante (hay reels en los que se hace difícil), y la velocidad de recuperación de entre 5/1 y 6/1 son las buenas. Esto quiere decir que por cada vuelta de manija el carrete da 5 ó 6 vueltas, importantísimo a la hora de recuperar la línea con un pejerrey clavado sin aflojar la tensión y sin "matarnos" el brazo.
El peso del reel, si bien muchos le dan importancia, es para mi secundario. Lo importante es que esté bien equilibrado con el resto del equipo, sea éste pesado o liviano. Además estamos hablando de muy pocos gramos, que si bien durante todo el día pueden afectarnos, no harán demasiado por nosotros. De cualquier manera elija, si puede, el más liviano.
La cantidad de rulemanes es otro tema. Antes los reels traían bujes, hoy vienen con más de 10 rulemanes. Estos hacen al balance y a la vibración a la hora de recoger la línea. Los de 2 rulemanes ya se notan mejorados, si los comparamos con los viejos de buje. De cualquier manera vuelvo siempre a lo mismo. El reel es para que el hilo esté todo junto en un solo lugar. Yo he pescado pejerreyes con mosca y recojo con la mano dejando la línea suelta en el piso del bote. Lo más importante es no aflojar la tensión del hilo para no perder los piques.
Es importante el brazo del pick up no solo por su suavidad sino por la calidad de la rondana sobre la que se devana el hilo. Esta, si es de mala calidad, le restará vida al nailon. Hoy hay reels que traen en esta rondana un rulemán, que la hace más suave.

Algo muy importante !!!!

Algunas ventajas del Multifilamento

Pasar del nylon al multifilamento puede resultar todo un shock, básicamente porque su falta de estiramiento modifica todas las sensaciones conocidas.
Tómelo como un proceso y experimente con las modernas multifibras sobre todo en distintas modalidades.

En la pesca del pejerrey el multifilamento resulta una herramienta insustituible en la modalidad de flote. Por un lado se mantiene en superficie (evitando el engorroso uso de flotalíneas) y por el otro, su falta de estiramiento permite realizar la "clavada" del anzuelo con un simple golpe de muñeca.

Hay que pensar, por ejemplo, en una clavada promedio de Playa Honda, en el Río de la Plata. Un mínimo de 10% de flexibilidad implica 5 metros de estiramiento en sólo 50 metros, que imponen un "tremendo palazo" para llegar firma a la boca del pejerrey. Por el contrario, con el multifilamento esta distancia se reduce a unos pocos centímetros que se vencen con un simple movimiento de muñeca.

Por otra parte, es frecuente que por impregnarse con detritus y aceite de la ceba el multifilamento se hunda en los primeros metros. Para evitarlo embeba el multi con alguna silicona liquida (tipo Flotar) para que bloquee la entrada de estos agentes. Como efecto secundario eleva la flotación, permitiendo un mejor despegue del agua durante la clavada.

carnada

se utilizan mojarrita viva ( muy pero muy efectiva ), isoca, hasta lombriz

Espero que les sea util y que tengan buena pesca !
Exitos.-
Gustavo Javier
  Las fuentes que utilice son:
Revista Weekend Edicion n° 475 abril 2012 ,pescabaires.com.irapescar.com

1 comentario:

hernan dijo...

una pregunta.cuales son los mejores materiales de la cañas para pescar surubis y que marcas tambien?